Los análisis de poliolefinas: pruebas de GPC a alta temperatura

Desde envoltorios de polietileno y cubos de plástico hasta altavoces, equipos de laboratorio y ropa interior larga hecha de polipropileno, algunos de los polímeros más útiles del mundo comienzan su vida como olefinas.

Las olefinas se crean cuando uno o más pares de átomos de hidrógeno y carbono se unen por un doble enlace.

La polimerización (es cuando los monómeros se agrupan químicamente entre sí, dando lugar a la molécula de gran peso que es un polímero) de las olefinas crea sorpresa.

TODO SOBRE LOS POLIMEROS: La Polimerización

La poliolefina, la clase de polímero que es el tipo de plástico más producido y utilizado en el mundo.

El polietileno y el polipropileno son dos ejemplos de poliolefinas ampliamente utilizadas.

Su estructura cristalina hace que las poliolefinas sean resistentes. Además, tienen una alta resistencia al calor y a la corrosión química.

Sin embargo, por increíblemente útiles que sean, existe un problema: son difíciles de analizar.

Las propiedades que hacen que las poliolefinas sean tan útiles también contribuyen a la dificultad de analizar sus pesos moleculares y sus distribuciones de pesos moleculares.

MASA y PESO Molecular (muchos ejemplos) - YouTube

El análisis de poliolefinas a menudo requiere que los investigadores utilicen temperaturas muy altas y solventes fuertes como el triclorobenceno para disolver los polímeros en una forma comprobable.

Las altas temperaturas y los requisitos de manipulación del análisis de poliolefina significan que diseccionar de qué se trata una poliolefina dada puede ser un gran desafío.

Se necesita un alto nivel de experiencia para hacer bien el trabajo. Incluso cuando se disuelven con éxito, los científicos pueden encontrar que su muestra se recristaliza antes de que puedan completar su análisis.

La cromatografía de permeación en gel (GPC) es una herramienta analítica estándar para medir los pesos moleculares de los polímeros.

HPLC-GPC (permeación en gel) – Servicio de Apoyo Técnico a la ...

La GPC permite a los científicos caracterizar la distribución del peso molecular de una muestra, una propiedad crítica que habla directamente de las propiedades físicas, la durabilidad y el comportamiento del mundo real de los polímeros.

Conocer el peso molecular de un polímero puede ser útil en la selección de la materia prima y en comprender cómo los procesos de fabricación como el moldeo y el secado, pueden afectar el peso molecular de un material.

Sin embargo, las pruebas GPC requieren el uso de solventes para reducir una muestra en una forma comprobable.

La mayoría de los instrumentos GPC funcionan mejor a temperaturas más bajas y no son eficientes para controlar las altas temperaturas necesarias para facilitar el análisis de las poliolefinas.

La necesidad de calor intenso y la presencia de un químico altamente corrosivo pueden dificultar la preservación de la integridad de las muestras.

Los sistemas GPC de alta temperatura son la solución para analizar con éxito las poliolefinas. Los sistemas como el sistema GPC de alta temperatura permiten a los científicos realizar análisis GPC de poliolefinas mientras mantienen la integridad de la muestra y una temperatura constante y alta.

El análisis GPC a alta temperatura nos permite analizar el peso molecular de algunos de los polímeros más utilizados en una variedad de industrias.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *