Trastornos de nutrición y metabolismo

Seguramente tu mamá cuando te da de comer te dice que debes comer sano porque te dará la energía que necesitas o bien, te dice que tus alimentos son tu combustible ¿cierto?

Bueno, justamente así es, los alimentos que comemos nos ayudan a estar de pie y todo dependerá del tipo de alimento que consumas.

Tómalo igual que un auto… si le das gasolina de buena calidad, tu auto responderá bien ¿cierto? Pasará lo contrario con una gasolina de mala calidad.

Alimentos sanos y saludables que engordan mucho ¡Conócelos!

Bueno, nuestro cuerpo es igual. Sabes muy bien que los alimentos poseen proteínas, carbohidratos y grasas y entre mayor sea la calidad nutricional del alimento mejor será tu nutrición.

Y para que esto comience a funcionar resulta que dentro de nuestro organismo existe todo un proceso químico que utiliza para transformar los alimentos que comemos para transformarlo en el combustible que nos mantiene vivos y eso es justamente el trabajo del metabolismo.

Las sustancias se descomponen por enzimas en tu sistema digestivo y luego se transportan a las células donde pueden usarse como combustible.

Tu cuerpo usa estas sustancias inmediatamente o las almacena en el hígado, la grasa corporal y los tejidos musculares para su uso posterior.

Un trastorno metabólico ocurre cuando el proceso del metabolismo falla y hace que el cuerpo tenga demasiadas o muy pocas de las sustancias esenciales necesarias para mantenerse saludable.

Nuestros cuerpos son muy sensibles a los errores en el metabolismo.

El cuerpo debe tener aminoácidos y muchos tipos de proteínas para realizar todas sus funciones.

Por ejemplo, el cerebro necesita calcio, potasio y sodio para generar impulsos eléctricos y lípidos (grasas y aceites) para mantener un sistema nervioso saludable.

Los trastornos metabólicos pueden tomar muchas formas. Esto incluye:

  • Una enzima o vitamina faltante que es necesaria para una reacción química importante
  • Reacciones químicas anormales que dificultan los procesos metabólicos
  • Una enfermedad en el hígado, el páncreas, las glándulas endocrinas u otros órganos implicados en el metabolismo.
  • Deficiencias nutricionales

Puede desarrollar un trastorno metabólico si ciertos órganos, por ejemplo, el páncreas o el hígado, dejan de funcionar correctamente.

Este tipo de trastornos puede ser el resultado de la genética, una deficiencia en cierta hormona o enzima, el consumo excesivo de ciertos alimentos o una serie de otros factores.

Hay cientos de trastornos metabólicos genéticos causados ​​por mutaciones de genes individuales. Estas mutaciones pueden transmitirse a través de generaciones de familias.

La diabetes es la enfermedad metabólica más común.

Se han identificado cientos de errores innatos en el metabolismo y la mayoría son extremadamente raros. Sin embargo, se estima que colectivamente esto afecta a 1 de cada 1,000 bebés.

Muchos de estos trastornos solo pueden tratarse limitando la ingesta dietética de la sustancia o sustancias que el cuerpo no puede procesar.

Los trastornos metabólicos son altamente complejos y raros.

Trastornos metabólicos.

Si tienes un trastorno metabólico, puedes trabajar con tu médico para encontrar un plan de tratamiento adecuado para tu caso y posiblemente comience con un estudio a través del perfil bioquímico, el cual es un examen de sangre completo en donde se miden dieciséis parámetros que buscan investigar varias funciones fisiológicas, necesarias para el correcto funcionamiento del organismo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *