Refuerza Texas seguridad fronteriza

PERRY SOLICITA RECURSOS PARA DESPLEGAR TROPAS POR 8 MESES MÁS

BIZNEWS / Redacción
AUSTIN.- El estado de Texas anunció que planea invertir $90 millones de dólares para extender hasta agosto del 2015 el despliegue de hasta 1,000 efectivos de la Guardia Nacional a lo largo de su frontera con México.
Ante lo que considera como falta de acciones del gobierno federal, el gobernador Rick Perry ha solicitado $86.1 millones de dólares en gasto para el despliegue de las tropas, desde el 1 de diciembre hasta el 1 de agosto de 2015
“Texas ha demostrado más allá de cualquier duda que su frontera puede ser asegurada, incluso si el gobierno federal se rehúsa a tomar los pasos necesarios para hacerlo como lo exige la Constitución”, dijo Perry, quien busca la nominación del Partido Republicano para la elección presidencial del 2016.
El gobierno de México calificó el despliegue al considerarlo “injustificado” y por no contribuir “a la solución del fenómeno migratorio”. El presidente Enrique Peña Nieto, afirmó en su visita a Los Ángeles, que “hay estados que no han evolucionado tanto como California y que todavía escatiman reconocimientos y derechos a los inmigrantes”.
David Dewhurst, vicegobernador texano, informó que en desde 2006 el estado ha destinado cerca de $800 millones de dólares a la seguridad fronteriza, lo que demuestra a su juicio que el estado de Texas “es serio”.
“En ausencia de medidas suficientes por parte del gobierno federal, el estado de Texas ha demostrado que es posible asegurar la frontera, reducir la delincuencia y luchar contra el impacto de la inmigración ilegal”, dijo.
La nueva partida también servirá para reforzar el papel de los agentes del Departamento de Seguridad Pública de Texas, con la adquisición de nuevos equipos y más lanchas rápidas. También está previsto que la presencia de los agentes fronterizos y de la Guardia Nacional se amplíe más allá del sector del Valle del Río Grande, donde se concentran actualmente en su mayoría.
Por su parte, el gobernador electo Greg Abbott, quien asumirá el cargo el martes 20 de enero de 2015, anunció que reforzará la seguridad de la frontera con México y en caso de que el presidente Barack Obama apruebe una amnistía para los ilegales que viven en territorio estadounidense, la frontera texana será cerrada para evitar el ingreso de más inmigrantes.
“Estamos preocupados de que se dé una nueva ola de actividad en la frontera (con México) en parte por una potencial acción que el presidente pueda tomar. Hemos tenido gente cruzando la frontera por Texas por años. En la medida en que presidente esté abriendo la frontera a que vengan ilegalmente nunca veremos una frontera segura” dijo. Abbott informó además que el estado de Texas denunciará penalmente a la administración federal si el presidente Barack Obama decide hacer algún anuncio que en materia migratoria permita la legalización de los migrantes ilegales que viven en Estados Unidos.
También dijo que la nueva administración a su cargo pretende pedir al gobierno federal de Estados Unidos la reintegración de todos los gastos generados por la aplicación de medidas para reforzar la frontera con México.
El republicano, quien fuera el procurador general del aún gobernador Rick Perry, señaló que una de las primeras acciones de su mandato es el reforzamiento de la frontera con México ante las peticiones recibidas de los ciudadanos de Texas.
La esposa de Abbott será la primera dama hispana en la historia de Texas, y durante las votaciones el nuevo gobernador recibió más del 50 por ciento de votos de la comunidad hispana que, además, dijo, está de acuerdo en asegurar la frontera con México.